División y tensión en el Capitolio entre demócratas y republicanos

Las elecciones celebradas el día martes 6 de noviembre del presente año, han dejado un clima de división y tensión política aún mayor entre las 2 facciones políticas más fuertes del país de América del norte.

Los demócratas han logrado recuperar la cámara de representantes y la facción republicana ha logrado mantener el control del senado.

Con una mayoría parcial de 223 representantes sobre 197 representantes, la facción demócrata supera por 5 a republicanos en la cámara de representantes, lugar desde el que se hacen fuertes para liderar una oposición en crecimiento a las políticas radicales del mandato de Donald Trump.

Por su parte, los republicanos han logrado mantener bajo su poder el senado con 51 senadores republicanos sobre 46 demócratas, la clave de éstos resultado en el senado se encuentra en estados donde la diferencia ha sido mínima y los demócratas no pudieron imponerse a republicanos o incluso perdieron popularidad.

Restando tan sólo dos años para las nuevas elecciones presidenciales, crece la tensión entre las dos facciones, promovida por el mismo presidente que se ha encargado de avivar la confrontación y marcar las diferencias y divisiones entre demócratas y republicanos en lo que va de su corto pero polémico mandato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *